Seleccionar página

Historia de la Fundación

La Fundación San Martín de Porres es una obra social de los PP. Dominicos a favor de las personas sin hogar desde 1962. La presencia de los dominicos en el albergue desde el inicio hasta el día de hoy se sustenta en una opción clara por los pobres y desfavorecidos, a través de la acogida a las personas sin techo, conviviendo y compartiendo con ellos la vida, sus angustias y sus esperanzas. Esta “radicalidad evangélica” la han expresado los protagonistas que han compartido su fe en el albergue, de manera diferente de acuerdo al lenguaje de la época. Hoy, conjuntamente con otros agentes sociales que trabajan en el campo de la marginación y exclusión social seguimos comprometidos desde nuestra humilde tarea de acogida a favor de los excluidos, proponiendo nuevos modelos y proyectos que no sólo pretenden mejorar la calidad de vida y el futuro de las personas que atendemos diariamente; estamos comprometidos en la lucha contra la exclusión social y la denuncia de las causas que originan la misma.

Desde los inicios hasta el momento presente la atención a las personas sin hogar se ha materializado en diversos proyectos y servicios de alojamiento y empleo. El último área que hemos puesto en marcha es la de Salud Mental para personas con enfermedades mentales crónicas y en riesgo de exclusión en la zona centro de Madrid. De esta manera, nuestro objetivo de trabajar en la lucha contra la exclusión social se va ampliando a otros colectivos como es el de los enfermos mentales, muchos de ellos también personas sin hogar.

Este objetivo de seguir trabajando a favor de las personas en situación de exclusión social esperamos que crezca cada año, con la mejora de nuestro trabajo y la puesta en marcha de nuevos proyectos, algunos de ellos de carácter europeo.

Te invitamos a unirte con tu apoyo o como voluntario.Descubre como puedes colaborar!

En todo caso, siempre tenemos nuestra casa abierta.

 

Seguimos adelante!

Un poco de historia

Aunque la Fundación como tal no se formaliza jurídicamente hasta el año 1967, la puesta en marcha del Albergue San Martín de Porres, por iniciativa de los dominicos y con el P. Ángel Manzaneque Romero a la cabeza, se sitúa en enero del año 1962.

Básicamente, la historia del Albergue y, por ende, de la Fundación, sigue un curso paralelo a la historia de la pobreza extrema en Madrid y a los cambios que se van produciendo en la estructura social y política del país.

Los primeros “usuarios” eran personas que malvivían en las calles de Madrid, algunos de ellos excombatientes republicanos de la guerra civil y, en general, víctimas de la contienda. A éstos se sumaron un creciente número de personas, generalmente varones, que provenían de los sectores más empobrecidos del éxodo rural hacía las ciudades que se iniciaba por aquel entonces. En ese momento en Madrid sólo existía el albergue municipal de San Isidro que cumplía más bien funciones de represión de la mendicidad. Las luchas antifranquistas del Madrid de finales de los sesenta y primeros setenta, dejaron también su impronta en la actividad del Albergue que, además de alojar a marginados sin hogar, acogería también alguna que otra reunión de aquellos sindicatos emergentes a los que la ilegalidad dejaba también en cierto modo sin techo ni lugar en donde guarecerse.

Con la llegada de la democracia y la expansión de los servicios sociales, cambió también profundamente la dinámica de la Institución. Los problemas de la libertad, el desarraigo, el paro masivo, las drogas y la mayor movilidad geográfica de la población española, modificaron el perfil de la gente y ampliaron los retos a afrontar.

Finalmente, ya en los años noventa, los cambios que impulsa la incorporación plena de España al seno de la UE, que favorecen la participación en programas de intercambio de experiencias con otros países, junto al carácter cada vez más transnacional de la propia población albergada, nos permiten hablar de una etapa de puesta en marcha de proyectos de empleo y otras formas de alojamiento que complementan el alojamiento de emergencia que existía hasta entonces. En cada una de estas etapas se pueden reconocer diferencias en el perfil de los usuarios y en las estrategias de trabajo adoptadas.

1962

Aunque la Fundación como tal no se formaliza jurídicamente hasta el año 1967, la puesta en marcha del Albergue San Martín de Porres, por iniciativa de los dominicos y con el P. Ángel Manzaneque Romero a la cabeza, se sitúa en enero del año 1962.

1965

Los primeros “usuarios” eran personas que malvivían en las calles de Madrid, algunos de ellos excombatientes republicanos de la guerra civil y, en general, víctimas de la contienda. A éstos se sumaron un creciente número de personas, generalmente varones, que provenían de los sectores más empobrecidos del éxodo rural hacía las ciudades que se iniciaba por aquel entonces. En ese momento en Madrid sólo existía el albergue municipal de San Isidro que cumplía más bien funciones de represión de la mendicidad.

1970

Las luchas antifranquistas del Madrid de finales de los sesenta y primeros setenta, dejaron también su impronta en la actividad del Albergue que, además de alojar a marginados sin hogar, acogería también alguna que otra reunión de aquellos sindicatos emergentes a los que la ilegalidad dejaba también en cierto modo sin techo ni lugar en donde guarecerse.

1978

Con la llegada de la democracia y la expansión de los servicios sociales, cambió también profundamente la dinámica de la Institución. Los problemas de la libertad, el desarraigo, el paro masivo, las drogas y la mayor movilidad geográfica de la población española, modificaron el perfil de la gente y ampliaron los retos a afrontar.

1990

Finalmente, ya en los años noventa, los cambios que impulsa la incorporación plena de España al seno de la UE, que favorecen la participación en programas de intercambio de experiencias con otros países, junto al carácter cada vez más transnacional de la propia población albergada, nos permiten hablar de una etapa de puesta en marcha de proyectos de empleo y otras formas de alojamiento que complementan el alojamiento de emergencia que existía hasta entonces.

ACTUALIDAD

Con el paso del tiempo y la experiencia, la Fundación ha mejorado cualitativa y cuantitativamente los recursos de los que dispone y los servicios que ofrece a través de los distintos proyectos que se articulan en beneficio de las personas más vulnerables. Hoy día contamos con una estructura que da cobertura a más de 500 personas al año entre todas las áreas de la entidad con unos promedios y estadísticas de reinserción muy altas. 

 

OBJETIVOS DE LA FUNDACIÓN

La finalidad última de nuestro trabajo es ayudarles a adquieran ciertos niveles de independencia o autonomía y sean capaces de vivir por sí mismas en unas condiciones dignas.

Desde un enfoque metodológico, la atención a las personas sin hogar es personalizada, flexible, participativa y estimuladora del compromiso, potenciando una implicación responsable y gradual de la persona a lo largo de las distintas etapas del proceso, reforzando los avances y logros obtenidos

Los objetivos que nos marcamos en la intervención son:

  • Ofrecer a aquellas personas, que son vulnerables socialmente y se encuentran sin hogar y/o sin recursos económicos, una cobertura a sus necesidades básicas de alojamiento, manutención, convivencia, higiene y ocupación del tiempo libre de manera temporal o a largo plazo.

  • Proporcionar a aquellas otras personas, que buscan y encuentran trabajo, el apoyo necesario para conseguirlo y mantenerlo, durante el mayor tiempo posible.

  • Realizar un proceso de acompañamiento social en aquellas personas que están sufriendo un proceso más o menos grave de desarraigo, desestructuración personal, aislamiento social, marginación…., trabajando conjuntamente con él, sus necesidades, su problemática personal, e iniciando así, un proceso de recuperación, que tenga como objetivo final su inclusión social o integración en la sociedad de manera autónoma.

  • Ofrecer y construir alternativas, como complemento de los objetivos anteriores, a través de talleres, de otros recursos de alojamiento y empleo con los que cuenta la Fundación, contando, en este caso también, con los recursos externos al Centro, y que facilitan su inserción social y laboral

RECONOCIMIENTOS A LA FUNDACIÓN

PREMIO A LA EXCELENCIA EUROPEA · 7ª EDICIÓN

(2007)

CATEGORÍA SERVICIOS SOCIALES
Se premió a la Fundación San Martín de Porres por su trayectoria en materia de empleo con personas sin hogar. Esta
trayectoria pasa por varios proyectos realizados y en ejecución y diferentes colaboraciones a nivel europeo en organizaciones y publicaciones.

SÉPTIMO CONCURSO INTERNACIONAL
DE BUENAS PRÁCTICAS DE NACIONES UNIDAS
DUBAI

(2008)

La Fundación por su iniciativa de Inclusión Social a través del empleo y la mejora de condiciones de alojamiento ha
obtenido la calificación de GOOD por el Jurado Internacional. Se ha incluido como actuación ejemplar en la Biblioteca
de Ciudades para un Futuro más Sostenible (CF+S, http://habitat.aq.upm.es) y ha sido publicada como Buena Práctica
en el Séptimo Catálogo español de Buenas Práctica que realiza el Ministerio de Vivienda.

Cruz de Plata de la Orden Civil de la Solidaridad Social

(2013)

La Fundación recibió esta condecoración, en reconocimiento a los más de 50 años
que lleva en activo trabajanpo en favor de las personas más desfavorecidas,
de mano de Su Majestad la Reina Dña. Sofía y Su Alteza Real, la Princesa de Asturias.

BOE · Orden SSI/2505/2013, de 29 de noviembre.

ESTRUCTURA DE LA ENTIDAD

El organo de gobierno de la Fundación lo constituye el Patronato, máximo órgano de administración y representación de la entidad, que marca las directrices de la gestión y los objetivos de la entidad, vela porque sus líneas se adecúen a los fines y aprueba sus presupuestos y cuentas.

PRESIDENCIA: D. Carlos OSORO SIERRA

VICEPRESIDENCIA: D. Jesús Antonio DÍAZ SARIEGO

SECRETARIO: D. Andrés GONZÁLEZ GUTIÉRREZ

NOMBRAMIENTOS:

REPRESENTANTE LEGAL: D. Ramiro CASTRILLO MARTÍNEZ

ADMINISTRADOR: D. Antonio RODRÍGUEZ GARCÍA

La plantilla de la Fundación está compuesta por un equipo multidisciplinar de 31 profesionales quedesarrollar su actividad en las siguientes Áreas:

 

 

 ÁREA
DE ACOGIDA

Dir.Antonio Rodríguez

 ÁREA
DE EMPLEO

Dirª. Elena Gil

 

ÁREA
DE SALUD MENTAL

Dirª. Elvira Lidón

Desde 1962 en imágenes

Parte de nuestra historia en imágenes

X